Campamento Buena Vista: realizan jornada de limpieza y olla común

Vecinos del campamento Buena Vista, ubicado en los sectores altos de Copiapó, se unieron con el propósito de limpiar su entorno y las quebradas cercanas para así llamar la atención de las autoridades y plantearles una solicitud.

Además, entre toda la comunidad hicieron una olla común para ir en ayuda de los vecinos que lo están pasando mal económicamente.

Silvia Vargas, dirigente del campamento explicó en que consistió la actividad, “Se trató de hacer un aseo profundo de todo lo que es el campamento y la quebrada que está al lado y así pedirles a las autoridades el agua que es indispensable. Somos nuevos asentamientos y no somos reconocidos actualmente. Hemos tocado puertas, pero hasta el momento no hemos tenido respuestas. El motivo de pedir agua es por que hay mucha gente cesante y no pueden comprar los tambores de agua y por eso hay escasez de este suministro, por ende, si no hay agua, no hay limpieza y tenemos el riesgo de contagiarnos de coronavirus. No queremos hacer manifestaciones porque nos abocamos a lo que la ley manda y nos dicen que no podemos hacer manifestaciones, queremos ser un aporte a la ciudad haciendo esto para ser escuchados”.

Vargas agregó que, “La municipalidad ya se comprometió a venir a retirar la basura los días lunes, miércoles y viernes y ahora nos queda el tema del agua. Nos dicen que es porque los cables están bajos o que por el terreno no se puede, pero la idea es que lo intenten primero”, mencionó.

Respecto a la olla común que organizaron la dirigente dijo que, “ La hicimos con los aportes que pusieron los mismos vecinos y gente de afuera que nos trajo ayuda. Hemos preparado algo similar a una feijoada brasileña (arroz con porotos negros y carne). Hicimos este plato porque es económico y ocupamos el poroto que todos usamos y aparte tiene bastante proteína”.

El campamento fue creado en noviembre del año pasado y está compuesto por 63 familias, integradas por chilenos, peruanos, colombianos, venezolanos, cubanos argentinos y ecuatorianos.

Una de las vecinas que participó en la actividad fue Elizabeth Solís, quien llegó desde Colombia a Chile hace casi 2 años y vive en el asentamiento junto a su marido y un sobrino, “estamos asustados porque en otros campamentos hay casos positivos de coronavirus y nos da mucho miedo. Es difícil salir a buscar el pan, nosotros vivimos del día a día. Pedimos a las autoridades que no nos olviden, somos seres humanos y necesitamos una vivienda digna donde nos llegue el agua. Nadie quiere vivir en una condición como ésta. Uno lo hace porque es de otro país y no tiene la capacidad y el ingreso para pagar un arriendo”, señaló.

El ciudadano boliviano Richard Jaime Quinteros, ya lleva 3 años en el país y llegó apenas hace tres semanas al campamento Buena Vista junto a su esposa, respecto a la situación que están enfrentando mencionó que, “estoy comprando el agua, me sale 10 mil los mil litros y me está durando unos 5 días. Soy carpintero, pero estoy cesante, sólo hago algunos pequeños trabajos. La empresa donde estaba quebró y no me quedo más alternativa de venirme al campamento porque el arriendo sale caro. Estaba pagando 200 mil pesos, entre eso y los servicios gastaba unas 280 lucas, ya voy para los 7 meses sin trabajo”.

Los vecinos piensan repetir la actividad para así hermosear el lugar y ayudar a los vecinos que más lo necesitan.

Show Buttons
Hide Buttons