El nuevo Santuario de la Naturaleza de Atacama

(Foto: Jose Miguel Alfaro)

La Región de Atacama tiene cuatro humedales costeros; Totoral, la desembocadura del Río Copiapó, Huasco y el de Carrizal Bajo. Este último que esta ubicado en la comuna de Huasco y fue declarado oficialmente Santuario de la Naturaleza.

El área decretada cómo Santuario de la Naturaleza Humedal Costero Carrizal Bajo, abarca una superficie de 46,8 hectáreas y dentro de esta, no solo se protege la laguna del humedal, además se incluye la protección de quebradas interiores importantes en lo que refiere al aporte hídrico hacia las napas subterráneas, proporcionando el agua, el cual es un elemento vital para el crecimiento y mantención de la vegetación y su fauna asociada.

La ruta de humedales costeros de la Región de Atacama, dentro de los que destaca el ahora dicho humedal, posee un importante valor ecológico, pues en ellos se pueden encontrar altos niveles de biodiversidad debido a que prestan diversas funciones a aves migratorias y residentes como alimento, refugio y descanso. Además brinda servicios ecológicos para la población que pocas veces son considerados como son la regulación del clima, provisión de alimentos y materiales, fines recreativos, culturales y educacionales, entre otros.

(Foto: Jose Miguel Alfaro)

La riqueza de especies del Humedal Costero Carrizal Bajo está compuesta por 49 especies de flora, como la totora, Cardo santo y Malvitas; 76 especies de aves migratorias y residentes, entre las que destaca la Tagua de frente amarilla, Pato Jergón y el cisne de cuello negro; 10 especies de reptiles como el Lagarto Nítido y la Lagartija de silva; 2 especies de anfibios y 12 especies de mamíferos como el Puma, el Guanaco y el Zorro culpeo. La ubicación de este Santuario, es próxima al Parque Nacional Llanos de Challe por lo que también tiene una componente importante de flora característica del Desierto Florido.

Con la declaración de este santuario culmina un proceso declaratorio que partió en diciembre de 2018 y que es parte del “Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022”, el cual también busca relevar el Humedal Costero de Totoral y el Humedal Costero del Río Huasco.

Sin duda esta es una muy buena noticia para la Región de Atacama, que no contaba con una nueva área protegida hace varios años. Sin embargo una vez declarada un área protegida, viene un trabajo más arduo y que requiere recursos por parte del estado para fortalecer su planificación, educar a la comunidad, combatir sus amenazas y el desarrollo de acciones que releven los lugares prioritarios de conservación, como son planes de manejo, instalación de señalética y estudios que releven la rica biodiversidad que componen los humedales costeros de la Región de Atacama.

(Foto: Jose Miguel Alfaro)

Ministerio de Medio Ambiente

Sobre la iniciativa de declarar Santuario de la Naturaleza al Humedal Costero Carrizal Bajo, la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, afirmó que, “El área asociada al humedal y sus alrededores, alberga un importante número de especies de flora, además de proporcionar alimento, refugio y descanso para la rica fauna que habita en el lugar. Incluso en los sectores de quebradas interiores, se han registrado zonas representativas del desierto florido constituyendo un ecosistema único de alta productividad y endemismo en el desierto más árido del mundo”.

Por su parte, el seremi del Medio Ambiente de Atacama, Guillermo Ready, destacó que “los humedales en la Región de Atacama constituyen ecosistemas indispensables por los beneficios o ‘servicios ecosistémicos’ que brindan a la humanidad y a la comunidad de estos sectores, desde la provisión de agua dulce, alimentos, conservación de la biodiversidad, hasta el control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación de los efectos del cambio climático”.

La medida ha sido priorizada por la comunidad de Huasco, por tratarse de un ecosistema altamente vulnerable, particularmente frente a factores de amenaza como las prácticas no sustentables y el cambio climático. Los humedales costeros, se encuentran en una condición crítica; hay una disminución del recurso hídrico, detectándose pérdida o disminución de la población de especies nativas y de anfibios, por lo que es imprescindible protegerlos.

(Foto: Jose Miguel Alfaro)
Show Buttons
Hide Buttons