La importancia de la lactancia materna en tiempos de pandemia

El COVID-19 ha generado angustia y preocupación, en especial, para las madres que están amamantando y se preocupan por la salud de sus bebés. Frente a esto, las mujeres que se encuentran con Coronavirus y que se están en periodo de lactancia materna sienten miedo al brindar este vital alimento a sus hijos por temor y dudas que tienen acerca de esta enfermedad. Preocupación que han vivido las madres que se encuentran en las residencias sanitarias dispuestas por el Servicio de Salud de Atacama. En este contexto, los equipos clínicos que trabajan allí destacan la importancia inmunológica y del apego de la lactancia materna como un factor protector en tiempos de pandemia.

“La lactancia materna es un alimento vital para los bebés, los protege de muchas infecciones, pero también para las madres porque así pueden aliviar el estrés y la ansiedad. En estos tiempos tan difíciles para nuestra región y el mundo queremos entregar una ayuda a las madres que se encuentran con Covid 19 y que están en periodo de lactancia. Es por esto que agradecemos y destacamos la labor de nuestros equipos clínicos que se encuentran trabajando en las residencias sanitarias orientando y brindando una atención oportuna sobre la lactancia materna a todas las madres que se encuentran cumpliendo cuarentena” destacó el Director del Servicio de Salud, Claudio Baeza.

Una joven madre de 30 años menciona, “gracias a la labor de los equipos clínicos de la residencia sanitaria he podido conocer las ventajas de la lactancia materna. Ellos me han orientado y entregado un apoyo enorme por lo que ahora me siento con más confianza. En un comienzo tenía miedo de dar leche, pero después y gracias a la ayuda psicológica y contención que entregan las enfermeras, médicos y paramédicos aprendí que la experiencia no es de miedo sino de protección. Mi hija siempre tiene ánimo, ella está jugando y lo más importante es que me da energía a mí y a los profesionales de la salud que vienen a controlarnos. Quiero dar las gracias al Servicio de Salud Atacama porque al estar en esta residencia estoy viviendo un proceso de aprendizaje de lactancia materna en beneficio de mi hija” destaca una joven madre de 30 años.

Gracias a las gestiones de los equipos clínicos que lideran las residencias sanitarias han podido recibir a nueve madres con bebes amamantados con edades que van desde los tres días hasta los tres años. “Ha sido un proceso difícil pero no imposible, mi bebé se ha mantenido muy bien, toma pecho sin ningún problema. Poder estar en cuarentena con mi hijo me da fuerzas, trato de cuidarlo en lo que más pueda. Para él lo principal es la alimentación y gracias a los beneficios de estar en la residencia y la ayuda entregada por los profesionales de la salud he podido entregarle una leche muy buena a mi hijo. Para mí es muy importante el apego y gracias al apoyo entregado mi pequeño triplicó su energía, es un niño sano y creo que esto tiene directa relación con la lactancia” detalló otra madre que se encuentra en residencia sanitaria.

La lactancia materna es la mejor fuente de nutrición y de defensas para los niños desde que nacen hasta al menos los 2 años de edad, y promueve una mejor salud tanto para las madres como para los lactantes. “Es importante que la comunidad conozca que durante la pandemia se sugiere seguir con la lactancia materna en los niños y niñas, por lo tanto, las madres que están como casos sospechosos o como casos positivos, pueden continuar con su lactancia procurando tomar las medidas de protección necesarias que nosotros compartimos para evitar el contagio de su bebé. Por nuestra parte, como equipo clínico estaremos siempre dispuestos a favorecer y proteger la lactancia materna para generar este vínculo irremplazable entre madre e hijo y que beneficia el desarrollo integral de los niños y niñas” finalizó María Pía Liberona, encargada del programa de Lactancia Materna del Servicio de Salud Atacama.  

Show Buttons
Hide Buttons